Presencia de moho en el sustrato

Atrás

El moho crecerá en casi cualquier fuente orgánica, si la humedad es lo suficientemente alta. Generalmente, el moho se desarrolla a partir de hongos filamentosos que están omnipresentes en el ambiente. Cada especie puede tener diferentes preferencias por ciertos tipos de fuentes alimenticias orgánicas, que van desde la madera hasta los desechos de plantas. Muchos de estos organismos se usan en la industria alimenticia para producir vino y quesos, y en la industria farmacéutica, para la producción de antibióticos.

La turba esfagnácea no difiere de cualquier otra materia orgánica, como: la corteza, el compost, la fibra de coco, la cobertura vegetal, etc. de plantas muertas y no son patógenos o dañinos para las plantas o las personas. Estos mohos saprófitos se encuentran de manera natural en la superficie de turberas en poblaciones muy bajas, pero debido a la naturaleza ácida de estas, las condiciones no son favorables para su desarrollo, lo que provoca la descomposición lenta de la turba. Sin embargo, cuando el turba se modifica con caliza y nutrientes, especialmente nitrógeno, esto cambia las propiedades químicas.

Activadores del crecimiento del moho

Durante el ciclo de cultivo, si hay humedad excesiva presente y la temperatura está caliente, estas condiciones favorables permiten que los microorganismos se propaguen en el sustrato. Por ejemplo: si un cultivo se mantiene demasiado húmedo, pueden crecer ciertos mohos en la superficie del sustrato. Aunque son saprófitos, en casos realmente graves, el moho puede formar una capa sobre la superficie del sustrato que limita la penetración del agua. Para controlar estos mohos, reduzca los riegos, aumente el flujo del aire y aplique fungicida, si fuera necesario.

Ejemplo 1. Formación de moho Ostracoderma en pimientos picantes.JPG

Ejemplo 1. Formación de moho canela en pimientos picantes.

Ejemplo 2. Formación de Oedocephalum en plugs.jpg

Ejemplo 2. Formación de moho marrón en almácigos.

Puntos atractivos sobre el moho

Se ha informado que varios organismos saprófitosson beneficiosos para el crecimiento de las plantas, como la especie Trichoderma sp., la que se encuentra frecuentemente en la turba. Otras pocas especies como Penicillium sp. o Aspergillus sp. descomponen la materia orgánica, la cual libera nutrientes minerales para que la planta los absorba. Por ejemplo: su presencia en los suelos forestales es importante para descomponer la materia orgánica y reciclar los minerales para promover el crecimiento de las plantas. Su presencia se considera beneficiosa y puede generar competencia para los organismos patógenos.

Puntos menos atractivos sobre el moho

Desafortunadamente, el moho puede formar colonias antiestéticas que aparecen sobre la superficie del sustrato envasado y en algunos casos, es posible que generen malos olores. En los sustratos envasados ​​y comprimidos, también se pueden acumular poblaciones de otros organismos, como la levadura, debido a la ausencia de oxígeno. Cuando el nitrógeno es parte de una carga nutricional básica en los sustratos, la combinación de nutrientes, humedad y temperatura favorecen la formación de moho. Esto puede ocurrir en el verano, cuando las temperaturas de almacenamiento son altas. La humedad que se acumula entre el producto y el envase provoca que el moho produzca esporas. Normalmente, esto no ocurre en la turba sola porque no se modifica con piedra caliza y nutrientes, lo que limita considerablemente el desarrollo del moho.

Ejemplo 3. Paca recién abierta que muestra la presencia de moho Trichoderma..jpg

Ejemplo 3. Empaque recién abierto que muestra la presencia de moho Trichoderma.

Qué hacer ante la presencia de moho

Por el hecho de que el sustrato es una base de turba, de vez en cuando puede tener mohos y olores causados ​​por las poblaciones microbianas, esto no se debería considerar un problema debido a que no tendrá un impacto negativo en las plantas. Cuando un producto llega con estos mohos, se recomienda exponer los sustratos al aire fresco y soltar el sustrato comprimido. Esto lo secará e inhibirá el desarrollo microbiano, y el oxígeno hará que los microorganismos dejen de generar olores. Si hay algún olor, se disipará con el tiempo.

Comience un ciclo de fertilización inmediatamente después del trasplante, ya que probablemente la población microbiana haya consumido la carga de fertilizante de arranque del sustrato sin uso. El crecimiento de la planta debería ser normal. La presencia de mohos saprófitosse debería considerar como un beneficio para las plantas, debido a que estos organismos contribuyenán a generar una buena diversidad microbiana en el sustrato y pueden limitar la aparición de los patógenos de las plantas.

PRO-MIX® es una marca registrada de Premier Horticulture Ltd.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *